EL GRAN FRAUDE QUE SE AVECINA. La oligarquía de los parásitos usureros lleva mucho tiempo preparando el escenario para la milagrosa irrupción del celebérrimo y esperado gobierno mundial. Guerras, epidemias, catástrofes meteorológicas, crisis económicas, hambrunas, conflictos sociales… Se trata de generar, entre las masas semianalfabetas de Occidente —que se cuentan por miles de millones de personas—, la convicción de que el fin del mundo está ya próximo y Dios juzgará en breve a nuestra pecadora humanidad. Espéranse así conversiones generalizadas y, con la impagable ayuda de los sionistas evangélicos, obediencia lacayuna a los designios del «pueblo escogido». El mesías judeo-cristiano aparecerá en el momento oportuno —los efectos especiales de alta tecnología harán las veces de gloria celestial—, pero, lamentablemente, su verdadero rostro será el de un dictador sanguinario. ¿Te vas a dejar engañar? (Jaume Farrerons: «El apocalipsis, la segunda venida de Cristo y el gobierno mundial», FILOSOFÍA CRÍTICA, 10 de marzo de 2020). 

LLOYD BLANKFEIN (GOLDMAN SACHS): «LOS BANQUEROS HACEN EL TRABAJO DE DIOS»

RELIGIÓN, CIENCIA Y PANDEMIA

Ciertas religiones, singularmente las sectas evangélicas de procedencia estadounidense que practican el proselitismo en la América Latina y en países subdesarrollados de África donde la pobreza material y la miseria mental van de la mano, han representado un doble papel respecto de la pandemia: 1/ beneficiarse de ella interpretándola como una confirmación de las profecías apocalípticas; 2/ propagar la difusión del virus defendiendo públicamente pseudo contra-medidas obstruccionistas a las medidas sanitarias científicas adoptadas por las autoridades. En el fondo de este planteamiento late una batalla cultural entre la religión y la ciencia, institución que los evangélicos identifican con el «helenismo», es decir, Satán y el mal absoluto. Mandatarios de la importancia de Trump y Bolsonaro han contribuido a esta «deshelenificación» de Occidente que entraña, en el fondo, una propuesta judía de desmantelar la Modernidad y restaurar la Edad Media. En efecto, la modernización llevada hasta sus últimas consecuencias coimplica también una secularización que pone fin a la seña identitaria fundamental del pueblo judío, a saber, la religión. Si el «helenismo» se consuma, Israel desaparece: hete aquí el verdadero significado de la «ideología del Holocausto» denunciada por Norman G. Finkelstein. O dicho en otros términos: la Modernidad es enemiga del «pueblo elegido», ergo (conclusión de la oligarquía) hay que acabar con la Modernidad. Esta consigna delirante late bajo todas las propuestas políticas de la extrema derecha en boca —o bocaza— de personajes públicos como Trump, Bolsonaro, Jeanine Áñez, Santiago Abascal, Boris Johnson, Kast y tantos otros.

Pero sería un error creer que frente a dichos pregoneros de la caverna se alzan unas instituciones democráticas que preservan los valores del progreso, antes bien, las instituciones democráticas están en manos de la misma oligarquía financiera, en su versión progre o liberal (en el sentido estadounidense del vocablo liberal) que promueve, por otro lado —y utilizando agencias aparentemente independientes u opuestas a la ultraderecha—, una versión satánica de la Modernidad (aborto, pornografía, pedofilia, relativismo moral, movimiento LGTB, feminismo, sociedad de consumo, etcérera) que confirme las alucionaciones apocalípticas de la imaginería bíblica y convierta la secularización en un objeto vulnerable de la reacción judeo-cristiana. Quiero con lo puntualizado dejar claro que no existe una relación necesaria entre la Modernidad y dichos fenómenos reaccionarios, por cuanto el satanista sigue siendo cristiano. La versión cristiano-secularizada y masona de la Modernidad en la que estamos inmersos, la secularización, en suma, no de la cultura grecorromana, sino del cristianismo, va a una con la reacción judeo-cristiana, porque mantiene la civilización occidental presa del imaginario religioso judío y configura una polarización derechas-izquierdas (monarquía judía/ profetismo judío) que deja siempre fuera el imaginario grecorromano, ario, de la genuina secularización y, por ende, del verdadero socialismo. La secularización auténtica nos coloca, por tanto, frente a la extrema derecha judeo-cristiana, pero también frente a la falsa izquierda cristiano-secularizada, derecha encubierta en el sentido explicado, que le hace el juego a los rabinos de Chabad.

Evidentemente, este principio interpretativo se aplica también a la pandemia y, por ende, a la institución científica ya penetrada por las logias seculares judeo-cristianas. En mayor medida todavía, se aplica así mismo a las instituciones de la ONU, que deben representar el papel de la Modernidad malvada y satánica pero también ayudar a propalar el terror religioso dando carnaza a los medios de comunicación oligárquicos con proclamas y noticias apocalípticas que las sectas evangélicas utilizarán para sus fines. Reproducimos a continuación, publicada por la judiada de «Deutsche Welle» pero con equivalentes en todas las cabeceras periodísticas de nuestro entorno y del mundo occidental en general, una nueva evidencia del terrorismo informativo practicado por los medios de comunicación occidentales, cuya propiedad legal, como sabemos, conduce, tirando del hilo, a auténticos perturbados bíblicos de ideología sionista:

OMS: variante ómicron representa «un riesgo muy alto» para el mundo

El riesgo que plantea globalmente la nueva variante ómicron del coronavirus es «muy alto», advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe sobre esta nueva cepa del SARS-CoV-2.

Teniendo en cuenta las elevadas mutaciones de ómicron, con potencial de ser más resistentes a la inmunización y más contagiosas, el riesgo de que la variante se transmita en todo el mundo es «alto», afirmó el documento, redactado este domingo pero hecho público este lunes (29.11.2021) por la OMS.

«Puede haber nuevas olas de COVID-19 con graves consecuencias, dependiendo de muchos factores, como el lugar donde esas olas ocurran», anticipó el informe.

Ante estos riesgos, la OMS pide a sus estados miembros que tomen determinadas acciones prioritarias, entre ellas «acelerar la vacunación contra la COVID-19 lo antes posible, especialmente entre población de riesgo que siga sin vacunar».

También solicita a todos los países que aumenten las medidas de vigilancia, que reporten posibles casos o brotes asociados con la variante, y que los laboratorios incrementen los trabajos de secuenciación necesarios para analizar la estructura del coronavirus.

La OMS no recomienda en el informe técnico abiertamente que se prohíban los vuelos a determinadas regiones, señalando únicamente que las autoridades nacionales «deben usar bases científicas a la hora de ajustar de forma puntual las medidas en torno a los viajes internacionales».

Admite, en todo caso, que por ahora los casos de la ómicron que se han detectado ya en cuatro regiones (África, Europa, Oriente Medio y Asia Oriental) están relacionados con los viajes, aunque «es de esperar que el principal origen de los casos vaya cambiando a medida que se va obteniendo más información».

El primer caso de ómicron confirmado se detectó en un espécimen recolectado el 9 de noviembre en Sudáfrica, y apenas dos días después ya se confirmó otro con la misma variante en la vecina Botsuana.

Crece la preocupación por ómicron en el mundo

El gobierno de Australia suspendió sus planes de reabrir sus fronteras a ciertos trabajadores y estudiantes, justificando su decisión por la preocupación que suscita la nueva variante ómicron del coronavirus. El primer ministro, Scott Morrison, dijo este lunes (29.11.2021) que finalmente las fronteras no se reabrirán el 1 de diciembre como estaba planeado y explicó que este retraso era una «decisión temporal y necesaria». Australia confirmó hoy dos nuevos contagios de la nueva variante ómicron del COVID-19, considerada como preocupante por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con lo que son ya cuatro los casos confirmados en el país.

Las autoridades de Filipinas también anunciaron este lunes la suspensión de la apertura de sus fronteras sin cuarentena a los turistas vacunados contra el COVID-19, medida que iba a entrar en vigor el 1 de diciembre, debido a la nueva variante ómicron del coronavirus.

El domingo, Filipinas había anunciado la prohibición de la entrada al país de viajeros extranjeros que en las dos últimas semanas hayan estado en siete países africanos y siete europeos ante la irrupción de la variante ómicron.

Esta «lista roja» de países incluye a Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Zimbabue, Lesoto, Suazilandia y Mozambique en el continente africano y a Austria, la República Checa, Hungría, Holanda, Suiza, Bélgica e Italia en Europa.

Los filipinos que hayan viajado a esos países y cuyo acceso al territorio nacional ya hubiera sido aprobado podrán entrar en el país, pero deberán guardar una cuarentena de 14 días en un lugar designado por las autoridades.

Las autoridades sanitarias de Hong Kong informaron este lunes de un nuevo caso de la variante ómicron del COVID-19. «Hasta el momento hemos detectado tres casos de ómicron, pero hemos conseguido impedir que se propague», afirmó la ministra hongkonesa de Sanidad, Sophia Chan Esta agregó que los países en los que se registren casos de la nueva variante pasarán al grupo calificado de más alto riesgo para entrar en Hong Kong. De esta manera, solo los residentes completamente vacunados podrán entrar en la ciudad, tras lo cual deberán someterse a 21 días de cuarentena en un hotel.

Portugal detectó trece casos covid de la variante ómicron. Se trata de trece jugadores de fútbol del equipo del Belenenses, que milita en la Primera División lusa, confirmaron hoy a la agencia EFE fuentes del Instituto Nacional de Salud  «Ricardo Jorge» (INSA).

El futbolista sudafricano Cafú Phete, que pertenece a esta plantilla, regresó el pasado domingo 22 de noviembre a Portugal tras jugar dos partidos con la selección de su país. Según el Instituto Nacional de Salud, las muestras de los 13 futbolistas fueron analizadas este domingo, 28 de noviembre, ya que entre los positivos se encontraba el jugador internacional por Sudáfrica que acababa de regresar a Portugal. De todos modos, el INSA llevará a cabo una secuenciación de las muestras para garantizar al cien por ciento que se trata de dicha variante del coronavirus.

El Ministerio de Sanidad de Austria ha informado este lunes del primer caso de infección con la variante ómicron del coronavirus confirmado en su territorio, en una prueba tomada a una persona que había regresado de un viaje a Sudáfrica. Las autoridades del Estado federado del Tirol, en el oeste del país, habían anunciado el sábado pasado el caso «sospechoso» detectado en un test de PCR. Ahora se tienen «todos los resultados necesarios para su confirmación», dijeron fuentes del Ministerio de Sanidad a la agencia austríaca APA.

Las autoridades sanitarias de Suiza informaron de un posible caso de la variante ómicron, el primero detectado en el país, y han elevado a 19 las naciones y territorios cuyos viajeros tendrán que hacer cuarentena al entrar en el país helvético, destacó hoy la televisión nacional RTS. El caso sospechoso es una persona que regresó de Sudáfrica hace una semana, indicó la Oficina Federal de Salud Pública en un breve mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

La lista de países desde los que exige cuarentena, que Suiza comenzó a aplicar este fin de semana, incluye países de África austral (Sudáfrica, Botsuana, Mozambique, Namibia, Zimbabue) pero también naciones europeas como Bélgica, Países Bajos, República Checa, Dinamarca, y también Australia, Egipto o Israel, entre otros. Los viajeros procedentes de esos países, en los que se considera que circula una «variante de preocupación», deben presentar un test PCR o de antígenos incluso si están vacunados, permanecer 10 días en cuarentena y volver a hacerse tests de diagnóstico en el cuarto y séptimo día de estancia en Suiza.

(Actualización: 10:30 horas GMT, 29.11.2021)

CP (efe, afp)

Fuente: https://www.dw.com/es/oms-variante-%C3%B3micron-representa-un-riesgo-muy-alto-para-el-mundo/a-59965817

EL RABINO SUPREMO DE ISRAEL AFIRMA QUE LOS NO-JUDÍOS SÓLO EXISTEN PARA SERVIR A LOS JUDÍOS

Más fuentes relevantes sobre el fenómeno analizado:

Sectas, grupos religiosos y gurús «aprovechan» el coronavirus

Política, fe y vacunación: el rechazo de los evangélicos blancos a las vacunas podría prolongar la pandemia

En América Latina, la desinformación religiosa sobre Covid-19 se difunde con la ayuda de la prensa cristiana

Iglesias evangélicas, franquicias de fe neoliberal

Los pastores evangélicos, la ciencia y el Estado – Agenda Pública

No, la vacuna no es «la marca de la bestia»: las iglesias latinas combaten la pandemia pero también difunden mentiras

«Creen que Dios puede resolverlo»: los evangélicos que desafían las restricciones contra el coronavirus en algunos países de América – BBC News Mundo

Pastor nigeriano difunde conspiraciones y desinformación sobre COVID-19

Chile: los grupos evangélicos rechazan las medidas de aislamiento contra el coronavirus – LatFem

Las tácticas de QAnon para captar a los religiosos más vulnerables

Pandemia: cómo los religiosos pro-Bolsonaro difunden información errónea de la red

Por qué los evangélicos de EEUU desconfían de la vacuna anti-covid. 

Evangélicos en la pandemia del coronavirus: prefieren su religión a la vacunación | DW | 21.04.2021

Iglesia señala «riesgo moral» en vacuna contra COVID

EL JUDAÍSMO COMO IDEOLOGÍA RACISTA, SUPREMACISTA Y GENOCIDA (2). SUPREMACISMO


Con lo dicho no pretendemos, en consecuencia, abonar las tesis negacionistas del virus: la Covid-19 es real, tan real como la gripe u otras enfermedades infecciosas. El problema es el tratamiento informativo del tema y su uso político con fines que desembocan, todos ellos, en una apología del gobierno mundial. Más espinoso todavía es el asunto de las vacunas, por cuanto las que se están utilizando, sobre todo las basadas en los códigos del ARM, no han seguido los procesos habituales de convalidación de estos productos farmacéuticos, de manera que, pasados unos años, podríamos toparnos con sorpresas. Todas ellas, quizá por casualidad, también sinérgicas respecto de los objetivos de la oligarquía financiera, que está haciendo todo lo posible para desacreditar a la ciencia. Por tanto, recomendamos sólo, ya que se nos reclama a voz en grito un posicionamiento claro en esta polémica, dos tipos de vacunas: 1/ las que hayan sido utilizadas para inmunizar a la población israelí (la vacuna alemana BioNTech comercializada por Pfizer) por razones obvias en las que no vamos a abundar aquí; 2/ si fuera posible, las vacunas tradicionales basadas en la inoculación de muestras debilitadas del virus (vacunas rusa Sputnik V y china Sinopharm/Coronavac, por ejemplo). Sobre el resto de las vacunas es prudente guardar ciertos reparos, por decirlo suavemente, aunque tenemos el deber dejar claro que, por el momento, no nos consta que exista una razón científica objetiva y demostrada para no utilizarlas. Seguiremos informando.

Jaume Farrerons

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Presidente de la Izquierda Nacional de los Trabajadores (INTRA).

Figueres, la Marca Hispànica, 29 de noviembre de 2021. Editado el 30 de noviembre de 2021.

UN SOCIÓLOGO DE FAMA MUNDIAL AFIRMA QUE LOS JUDÍOS CONTROLAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

https://carrer-la-marca.eu/wp-content/uploads/2021/10/calamar-vampiro-matt-taibbi.jpghttps://carrer-la-marca.eu/wp-content/uploads/2021/10/calamar-vampiro-matt-taibbi-150x150.jpgSETMANARI CARRER LA MARCACulturaUncategorizedcoronavirus,covid-19,crímenes del liberalismo,masonería,neoliberalismo,oligarquía,posverdad,sionismo,vacunasEL GRAN FRAUDE QUE SE AVECINA. La oligarquía de los parásitos usureros lleva mucho tiempo preparando el escenario para la milagrosa irrupción del celebérrimo y esperado gobierno mundial. Guerras, epidemias, catástrofes meteorológicas, crisis económicas, hambrunas, conflictos sociales... Se trata de generar, entre las masas semianalfabetas de Occidente ---que se...Semanario online